Algunas veces, es difícil decir que duele más: la punzada constante de la propia tendinitis o el hecho de que usted no puede hacer todas las actividades que hacía antes de que el dolor se lo impidiera. Los tendones son fibras nervudas de tejido conectivo que adhiere los músculos con los huesos. Las tendinitis, o inflamación de esos tejidos en el precio que usted paga por hacer demasiado de lo pensó que era bueno o por trabajar a un paso muy rápido en un teclado o en la pista sin el paso muy rápido en un teclado o en la pista sin el entrenamiento  o pre-calentamiento adecuados. Medidas adecuadas, aquí hay algunos consejos para ayudarle a sobrellevar el dolor de hoy y para ponerle de nuevo en acción.

Póngase hielo en el área.

Cuando un tendón se inflama, el frio puede reducir la inflamación. Llene una bolsa con hielo o pruebe una compresa reusable de hielo, una bolsa de chicharros congelados, o una bolsa sellada de palomitas de maíz sin reventar, congeladas. Ponga una toalla entre usted y el hielo para ayudar a evitar urticaria o una quemada de hielo. Aplique el hielo de cinco a diez minutos, tres o cuatro veces al día hasta que se mejores los síntomas.

Use vasos de papel.

 Para aplicar hielo por mucho tiempo, use vasos de papel. Llénelos con agua fría y póngalos a congelar. Cuando los necesite, rompa el borde y la parte superior del vaso para llegar al hielo. Ponga una toalla humedad sobre el área afectada, y frote el hielo sobre la toalla.

Obtenga ayuda de la aspirina.

La aspirina y el ibuprofeno son dos medicamentos de venta sin receta que pueden ayudar a aliviar el dolor y la rigidez. El acetaminofén puede ayudar a reducir el dolor, pero no reduce la inflamación. También, tenga presente, que estos medicamentos no van a acelerar el proceso de curación.

Eleve el área.

Estos van a ayudar a controlar la hinchazón.

Póngale un vendaje a la tendinitis.

 Un vendaje de tela enrollado en la rodilla o el tobillo puede ayudar a sostenerse la articulación y mantener la hinchazón en el mínimo. Sin embargo, el vendaje no dará ningún beneficio si no se enrolla en forma adecuada y segura. Lea las instrucciones del paquete y consulte a un profesional de la salud.

Ponga una tobilla.

Algunos expertos recomiendan una tobilla en vez de vendaje porque es más rígida y va a mantener el área afectada en una cierta posición.

Considere el entrenamiento cruzado.

 Ya que la tendinitis a menudo resulta de actividades constantes y repetitivas, usted podría alternar su ejército favorito con otros ejercicios. De esa forma, no va a utilizar demasiado solo un grupo de músculos, y como consecuencia, estar propenso a la tendinitis. Por ejemplo, nadar no impacta tanto las piernas como correr. El entrenamiento cruzado también crea un equilibrio de todos los grupos de músculos, lo que le da una  mayor condición física en todo el cuerpo.

Fortifique su cuerpo.

Para las personas que son activas físicamente el ejercicio, como correr o nadar, condiciones los músculos de los que va a depender la actividad. Los ejercicios con pesas son los mejor para darle firmeza a grupos específicos de músculos. Por ejemplo, haga ejercicios de enrollar los brazos o las piernas, con pesos libres o en aparato de ejercicios con pesas.

Pre-caliéntese antes de calentarse.

 Para las personas que son activas físicamente, los ejercicios de estiramiento son sinónimos de precalentamiento pero esto debe ser algo más que solamente unos cuantos ejercicios de tracción y contracción. Antes de que haga cualquier ejercicio de estiramiento, usted debería hacer por algunos minutos ejercicios aeróbicos moderados para precalentar el cuerpo, ya que estirar músculos fríos puede llevar a una tendinitis. Entre los ejercicios de precalentamiento para antes del calentamiento se encuentran: correr sin moverse, saltar con cuerda, andar en la bicicleta estacionaria, y caminar.

No se estire hasta el punto de dolor.

Algunas personas no se dan cuenta de que no se deben estirar hasta sentir dolor, sino hasta sentir un tirón ligero. Esto se debe hacer en forma suave y lenta, sin movimientos abruptos o fuertes.

Vaya despacio.

Si usted está empezando una actividad de ejercicios nueva o si volvió a hacer una actividad vieja después de un ataque de tendinitis, comience con una rutina abreviada que no sea demasiado agotadora, corra solo unas cuentas millas, no diez; ande en bicicleta en terreno plano, no en una pista con lomas. Antes de que empiece, haga algunos ejercicios de alcance de movimiento.

Use los zapatos apropiados.

 Hay zapatos para atletismo diseñados para virtualmente todos los tipos de actividades; por lo tanto, usted no debería esperar que un zapato para tenis sea bueno para usted cuando corre. Cuando compre un nuevo par de zapatos para un deporte en que haya mucho impacto o muchos saltos, busque los que tengan cámaras de aire.

 Esos zapatos tienen el acolchonamiento necesario para absorber parte de los impactos que de otra forma subirán a sus piernas y que llegarían a sus tobillos y sus rodillas. También es importante la forma en que usted usa sus zapatos.

Varié su terreno.

 Los corredores con frecuencia usan la misma ruta y corren sobre la misma superficie día tras día. Esa rutina repetitiva puede llevar a tendinitis. En vez de eso, pruebe rutas nuevas en diferentes tipos de superficie, ya sea asfalto, césped, o arcilla. Usted también debería cambiar la dirección de la ruta. Estos es porque la inclinación, las curvas, la calidad, y las protuberancias de una superficie pueden hacer que sus pies repitan los mismos movimientos una y otra vez. En correr en el lado opuesto. Independiente del tipo de superficie nuca debería ser ni demasiado dura ni demasiado suave.

Evite la arena.

La arena no es una buena superficie para hacer ejercicio. La arena al igual, la arena, al igual que la nieve, puede hacer que sus piernas se retuerzan y que la resbale, lo que puede causar torceduras, dislocaciones, y tendinitis.

También te puede interesar:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here